lunes, 17 de septiembre de 2012

EN BUSCA DEL ALMA PERDIDA: UN COMENTARIO A CAUSA, FUNCION, Y EL ANALISIS DE LA CONNDUCTA DE JERRY A. HOGAN

 

Resumen:

           Aristóteles formula a la psicología como una ciencia natural la cual dice que el alma define los niveles  de organización de los actos de los organismos (el alma es aquello por lo que vivimos, sentimos y razonamos primaria y radicalmente). "El alma no es substancia o entidad" .

Hace referencia que alma sólo puede darse como alma de un cuerpo con cierta forma; el alma como esencia  de los cuerpos vivos, depende de la forma y materia que los compone, pero es a la vez su entelequia: la organización en acto de dichos cuerpos . Planteando así que las causas siempre ocurren en cualquier cuerpo o substancia bajo cuatro dimensiones: a) la materia que lo constituye; b) la forma que define su corporeida; c) la acción de otro cuerpo como acontecimiento eficiente; y d) el cumplimiento de una potencia como acto respecto a otro objeto; pues explica la inseparabilidad de materia y forma, y otros del cuerpo que se conoce.

Comentario:

      Aristóteles afirma que el alma depende del cuerpo y que esta por si sola no existe, ambos forman parte de un todo en la existencia de la vida , planteado desde teorías como : dualismo, monismo, etc.Llegando así a  tratar a la psicología como una ciencia natural que trata de explicar el porque  de la existencia del alma y como es que a través de esta nosotros somos capaces de sentir, vivir, razonar , y expresarlo por medio de algo físico como el propio cuerpo que esta conectado con el alma adoptando su forma.

Y como a esta teoría otros tratan de hacer materializar el alma que según Aristóteles no es substancia o entidad, sino algo abstracto  que se unifica con el cuerpo para ser EL SER ANIMADO el cual siente , razona .

Aristóteles da por hecho que la conducta esta ligada al alma y de como estas están interactúan, citando así que un acto es la realización de una potencia (disposición) .


BIBLIOGRAFIA:

Revista Mexicana de Análisis de la Conducta, 1984, Vol. 10, págs. 73-79

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada